Nacionales

Se reportan 68 casos diarios de violencia contra niños, niñas y adolescentes en el país


Redacción YSUCA / 22 julio 2021 / 1:20 pm

Así lo reporta el “Balance de la situación de los derechos y protección de la niñez y la adolescencia en El Salvador 2019-2020” presentado por la Alianza por los Derechos de la Niñez y Adolescencia.

El balance da seguimiento a la situación de la niñez y la adolescencia en el país. La pobreza, la violencia de género, la violencia sexual, la salud y el trabajo infantil son algunos problemas que aquejan a la niñez salvadoreña.

El fenómeno de la violencia y la afectación de derechos de la niñez y la adolescencia se vuelven más complejos por la migración, la deportación constante y diversas prácticas socialmente aprobadas, como el castigo físico, según el informe.

La subdirectora de la Organización de Mujeres Salvadoreñas (ORMUSA) e integrante de la Alianza, Vilma Vaquerano manifiesta que hay diferentes vulneraciones a la niñez.


Conocemos que al menos 68 casos diarios de denuncias por diferentes vulneraciones de derechos recibió el CONNA el año pasado. Hay al menos 35 casos de embarazos de niñas y adolescentes, cada día, durante el año 2020. Pero además de eso hay otros aspectos que no necesariamente se dimensionan con la importancia que tienen por ejemplo las ITS. Hay alrededor de 159 niños, niñas y adolescentes con ITS, sabemos que cuando hay interés en menores de 14 años debe presumirse que hay violencia sexual, explica Vaquerano.


El “Balance de la situación de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia 2019-2020”, reporta que el año pasado se registró a 12 mil 982 niñas y adolescentes embarazadas.

Es un promedio de 35 casos diarios, registrados por el Ministerio de Salud. Son 503 niñas de 10 a 15 años y 12 mil 479 adolescentes de 15 a 19 años.

Otra de las dificultades para la niñez y la adolescencia es el caso de desapariciones, de enero a diciembre del año pasado se contó a 133 niños y adolescentes desaparecidos, la cifra sube a 356 en el caso de niñas y adolescentes de 13 a 17 años de edad.

Ante estas dificultades, Vaquerano manifiesta que el Estado debe atender las principales necesidades del sector afectado.


No solamente dimensionar de manera específica y particular las problemáticas de violencia, de necesidades específicas, de mejorar, sobre todo, la equidad en los sistemas educativos, la equidad también en el sistema de salud desde la visión de derechos y de género para la niñez y la adolescencia y cómo la sociedad se va coordinando de mejor manera, pero para atender esas necesidades particulares. Esos desafíos que como país enfrentamos para ir eliminando esta naturalización de la violencia, no solamente esa cultura que existe de maltrato, de castigo físico o de vulneración de derechos para niños y niñas de nuestro país.


El balance reporta que la Fiscalía General de la República registró de enero a diciembre de 2020, 2 mil 858 casos de delitos contra la libertad sexual de la niñez. El Instituto de Medicina Legal reconoció 56 suicidios cometidos por personas menores de 19 años y el derecho a la integridad física fue el más vulnerado.

Ante esta situación las organizaciones que pertenecen a la Alianza recomiendan que el Estado actúe con eficiencia y eficacia, visibilizar los hechos de violencia y agregar mecanismos para escuchar a la niñez y la adolescencia.