Editorial

En el Día Internacional de la Niña


Redacción YSUCA / 11 octubre 2021 / 8:12 pm

Editorial UCA
Escuche aquí:


El 11 de octubre se celebra el Día Internacional de la Niña, una fecha propuesta por las Naciones Unidas para insistir en el respeto a la mujer desde su infancia. En El Salvador, la necesidad de celebrar el Día Internacional de la Niña está marcada por las sistemáticas agresiones contra las mujeres, especialmente contra las más jóvenes. El machismo las golpea desde muy pronto. Basta ver el número de denuncias de abuso contra menores para concluir que las niñas salvadoreñas corren peligro desde muy pequeñas. Además, como evidencia un estudio de próxima publicación del Observatorio de Derechos Humanos de la UCA, de 1,337 mujeres desaparecidas desde inicio de 2019 hasta mediados de este año, casi la mitad (608) tenía entre 12 y 17 años. Si a ese grupo se le añaden las 92 niñas menores de 12 años también desaparecidas, se evidencia que un poco más de la mitad de las desapariciones de mujeres se produce en menores de edad. Las condenas en estos casos no llegan al 10%.

Las desapariciones afectan en mayor grado a los hombres que a las mujeres. Pero generalmente el rango de edad que suma el mayor número de desapariciones entre hombres es el que va de los 18 a los 30 años. Si en el caso de los hombres los datos muestran un componente vinculado a la violencia juvenil, la relativa temprana edad de las desaparecidas impulsa a pensar más en un factor sexual. Proteger a las niñas y adolescentes, y enfrentar los delitos contra ellas con mayor empeño y decisión es esencial para evitar una mayor degradación de los valores básicos de convivencia.

Los padres deben instruir desde temprano a sus hijos e hijas sobre la sexualidad y las modalidades y peligros del abuso. Los embarazos de adolescentes dañan tanto el futuro de las madres como de los hijos. Las niñas pobres son generalmente las más golpeadas por esta plaga en El Salvador. Las desapariciones afectan también con mayor facilidad a los sectores empobrecidos. Si se maltrata a las nuevas generaciones, se continúa reproduciendo el ciclo de violencia que mantiene al país sumido en una situación que  dificulta tanto el desarrollo humano como la construcción de la paz. El Día Internacional de la Niña no debe pasar sin que se reflexione con seriedad sobre la situación de nuestras niñas. La indiferencia ante los problemas y violencias que las acechan no es más que indiferencia ante el futuro del conjunto de la sociedad salvadoreña.