Nacionales

Con la Fuerza Armada en las calles se busca controlar políticamente a la población


Redacción YSUCA / 21 julio 2021 / 12:12 pm

Foto @FUERZARMADASV

Asignar a los militares en tareas de seguridad es sólo un pretexto, dice la investigadora en temas de seguridad, Jeannette Aguilar, para que retomen la posición perdida desde la firma de los Acuerdos de Paz y con ello someter a la población cuando reine el descontento y la oposición.

Aguilar señala que los militares no tienen cabida en temas de seguridad pública, ya que esa función es exclusiva de la Policía Nacional Civil y, además, con ello se propician violaciones serias a derechos humanos.



Esta semana el presidente anunció el lanzamiento de la fase 4 del Plan Control Territorial, la principal política de seguridad del Gobierno, denominada “incursión”.

Según lo dicho por el mandatario, esta fase “tardará 5 años en implementarse totalmente”.

El anuncio fue hecho durante el acto de graduación de más de mil militares, en el Centro de Historia Militar, excuartel El Zapote.

Según dijo el presidente, esta fase contempla la incursión del Ejército en territorios dominados por pandillas, en conjunto con la PNC.

Jeannette Aguilar dice que todo ese discurso es un pretexto para militarizar el país y potenciar a la institución armada como un instrumento de su proyecto autoritario.



Aguilar concluye diciendo que el anuncio de más militares en las calles no busca contrarrestar la violencia e inseguridad, sino justificar una mayor militarización del país, ya que es un recurso que el Gobierno necesita para echar adelante su proyecto político, cuando crezca el descontento y la oposición.