Nacionales

Bicentenario: nada que celebrar, dicen pueblos indígenas


Redacción YSUCA / 14 septiembre 2021 / 2:41 pm

Foto Radio YSUCA / R. Padilla


No hay nada que celebrar, dicen los pueblos indígenas, ante el bicentenario de Independencia

Desde la llegada de los invasores castellanos, en 1,492 al continente americano y en 1,524 a lo que ahora es territorio salvadoreño, los pueblos indígenas han tenido una resistencia constante en defensa de los territorios y su ancestral cultura. Sin embargo, han sufrido masacres y represiones por el sistema político, económico y cultural.

Los pueblos indígenas afirman que todavía siguen sufriendo la discriminación de parte del Gobierno y que la celebración del Bicentenario de Independencia es una burla, así lo dijo el Tata Nicolás Sánchez.



Con la Reforma Agraria en 1,882 se despojó de sus tierras a las comunidades indígenas; en 1,932 el gobierno del general Maximiliano Hernández Martínez reprimió el levantamiento campesino e indígena, causando la muerte de más de 30 mil personas; y, durante la guerra civil, vieron morir a más indígenas que lucharon por una sociedad más justa.

En la actualidad, se están violando muchos derechos humanos. Como sociedad seguimos siendo esclavos, asegura Román Cartagena, del Movimiento Ciudadano por la Defensa de Tacushcalco y de la Mesa por la Sustentabilidad de los Territorios de Sonsonate, MESUTSO.



Los pueblos integrados al Movimiento y Dignificación Indígena de Nahuizalco, de la Asociación Coordinadora de Comunidades Indígenas de El Salvador, de la Mesa por la Sustentabilidad de los Territorios de Sonsonate y del Comité Indígena de Bienes Culturales y Ambientales de Sisimitepec exigen la aprobación de una ley de resarcimiento histórico con el objetivo de subsanar las violaciones de los derechos humanos, ultraje y discriminación de lo cual siguen siendo víctimas.

Además, exigen que el Estado de El Salvador inicie un proceso de devolución de las tierras a los pueblos indígenas; la ratificación del Convenio 169 de la OIT, que garantiza el derecho de los pueblos indígenas a mantener y fortalecer sus culturas, formas de vida e instituciones propias, y su derecho a participar de manera efectiva en las decisiones que les afectan.

También exigen la implementación del Plan de Acción Nacional de Pueblos Indígenas de El Salvador, PLANPIES, y la Política para Pueblos Indígenas a través de un proceso de entendimiento y participación de las organizaciones indígenas, la aprobación de una ley emanada del reconocimiento constitucional que ponga fin a la discriminación social y económica de los pueblos indígenas; una ley que proteja los bienes naturales en beneficio de los pueblos indígenas y no de la empresa privada y exigen que se conforme un consejo nacional con todas las organizaciones existentes de pueblos indígenas.