Dale play


Internacionales

Europa: La mortalidad por COVID-19 aumentará en otoño según la OMS


Redacción YSUCA / 14 septiembre 2020 / 9:32 am

Las pruebas PCR de detección del coronavirus se han multiplicado por Europa en los últimos meses. REUTERS – YVES HERMAN

RFI

Europa debe prepararse para unos meses de octubre y noviembre “más duros” con un aumento de las muertes por Covid-19, según la Organización Mundial de la Salud. Varios países europeos van a imponer nuevas restricciones a sus ciudadanos para intentar frenar el avance del virus, que Austria ya llama “segunda ola”.

El número de casos detectados de coronavirus en Europa ha aumentado considerablemente desde hace varias semanas, especialmente en España y Francia. Según los datos públicos de la organización, sólo el viernes se registraron más de 51.000 nuevos casos en los 55 países de la OMS en el continente europeo. Esto es más que los picos observados en abril, aunque la capacidad de prueba era mucho menor por aquel entonces, según los expertos.

Por el momento, el número de muertes diarias se mantiene al nivel observado desde principios de junio, alrededor de 400 a 500 muertes relacionadas con el Covid-19, según la OMS Europa. Pero en declaraciones a la AFP, el director de la rama europea de la OMS asegura que “se va a poner más difícil. En octubre, en noviembre, vamos a ver una mayor mortalidad”

El funcionario de las Naciones Unidas subrayó que el desarrollo de una vacuna, aún en curso, no pondrá fin a la pandemia. “Escucho todo el tiempo: ‘la vacuna será el fin de la epidemia’. Claro que no”, dijo Kluge. Sin embargo, opinó que la situación debería exigir ahora una respuesta específica y no una contención generalizada.

Como en Inglaterra, donde ahora está prohibido reunir a más de seis personas de diferentes hogares. Esta restricción, que no concierne a otras provincias del Reino Unido, se aplica tanto en el interior como en el exterior, a excepción de las escuelas, los lugares de trabajo, las bodas o los funerales.

 

“Segunda ola”

En Austria, el canciller Sebastián Kurz dijo el domingo que el país se encontraba “en el comienzo de la segunda ola” y que el número de nuevos casos pronto debería superar los 1.000 por día, y pidió a la población que respetara estrictamente las medidas de lucha contra la propagación del coronavirus y redujera al mínimo los contactos.

Fuerte aumento de los casos de COVID-19 también en la vecina República Checa, que es ahora uno de los tres Estados miembros de la UE con la más rápida propagación diaria del virus después de Francia e Italia.

“Si la epidemia continúa a este ritmo explosivo, llegaremos a los límites de nuestras capacidades hospitalarias” a finales de octubre, advirtió el epidemiólogo Roman Prymula el domingo en la televisión checa. “Es urgente frenar la epidemia.

Para los checos, las máscaras ya son obligatorias desde principios de septiembre en los espacios cerrados, excepto en las aulas, y en las empresas si los empleados no pueden mantener una distancia de dos metros.

Con AFP.

Escribe tu comentario