Dale play


Nacionales

Ministro de Hacienda asegura que críticas en su contra tienen tinte político


Redacción YSUCA / 30 julio 2020 / 3:53 pm

Ministerio de Hacienda | Foto Ministerio de Hacienda

El recién juramentado ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya fue señalado en una nota periodística por vender, junto a un socio de la empresa SYGM Asesores S.A. de C.V, protectores faciales al Ministerio de Salud por $750 mil dólares, cuando era viceministro de Ingresos del Ministerio de Hacienda. A pesar de esos señalamientos, de posibles actos de corrupción, el presidente Nayib Bukele lo nombró ministro de Hacienda.

Zelaya respondió a las críticas, señalándolas de reacciones con tinte político. Asegura que tiene pruebas documentales a su favor. “Con muchísimo gusto las volvemos a mostrar, pero no vamos a pasar explicando eso día con día. Ya les he dicho, no he sido socio de esa empresa que ha vendido al Estado, así que yo no tengo nada que presentarle a cualquier comentario que se preste”, expresó.

Dijo que los señalamientos obedecen a sectores políticos que “si quieren llamar los focos de atención para atacar al Gobierno y tratar de debilitar la imagen del Gobierno o para usar de pretexto para no votar por los fondos que necesitan los salvadoreños, que sigan utilizando cualquier pretexto”.

En otro tema, el ministro dijo durante la entrevista de Noticiero Hechos de Canal 12 que le preocupa el préstamo de 250 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se vence el 31 de julio. El país podría perder ese monto si no se ratifica.  Los diputados han señalado que primero deben conocer el destino del dinero, a lo que el ministro respondió que ya lo ha explicado ampliamente.

Según el funcionario es un crédito para el programa de fortalecimiento para la política pública y gestión fiscal para la atención de la crisis sanitaria y económica causada por el Covid-19.

Explicó que, de los 250 millones, 75 millones irán destinados para los gobiernos locales. Ese monto es parte de los 600 millones que se le habían prometido a las alcaldías y que forma parte del préstamo de los 2 mil millones.  Otros 40 millones son para productores agrícolas, 20 millones para la prevención y mitigación de desastres, 55 millones para pago de planillas de las empresas y 60 millones para atender la emergencia y recuperación económica. 

El ministro asume el cargo en medio de una crisis sanitaria y económica, envuelto en un caso de corrupción. Quien fue denunciado ante el Tribunal de Ética Gubernamental (TEG) por supuestamente hacer negocios oscuros será quien tenga en sus manos la hacienda pública.

Escribe tu comentario