Dale play


Nacionales

FMI advierte impactos económicos más severos en Nicaragua, Panamá y El Salvador


Redacción YSUCA / 27 junio 2020 / 5:00 pm

Foto La Nación

El Fondo Monetario Internacional vaticina que Centroamérica sufrirá una recesión profunda este 2020 debido a los estragos de la pandemia del coronavirus, en la cual la economía salvadoreña se enfrentará a severos golpes en el comercio, remesas y estragos por desastres naturales.

El organismo publicó estos datos en su blog, a través del análisis “Perspectivas para América Latina y el Caribe: La pandemia se intensifica”, a cargo de Alejandro Werner, director para las Américas del FMI.

En esta publicación se advierte que la región Centroamérica, Panamá y la República Dominicana decrecerá -5.9 por ciento en 2020 y tendrá una recuperación gradual para 2021 de 3.2 por ciento.

El estudio advierte que los impactos “más fuertes” de la contracción del comercio internacional se sentirán en El Salvador, Nicaragua y Panamá.

En el caso salvadoreño de enero a mayo, los datos del Banco Central de Reserva reportan que los envíos de mercancías al mercado exterior sufrieron una contracción interanual de -23.6% y los empresarios exportadores vaticinan que el golpe sea incluso más severo en el resto del año, pues solo en mayo el desplome fue de 60%.

En medio de la pandemia, El Salvador se enfrentó a las tormentas tropicales Amanda y Cristóbal, que dejaron daños millonarios en infraestructura, una treintena de personas fallecidas y más de 29,900 personas afectadas y solo en agro se estima de manera preliminar que se perdieron más de 22 millones de dólares.

Para poder paliar la crisis es necesario que los países sean cautelosos a la hora de plantearse la reapertura de sus economías, y permitir que los datos y los conocimientos científicos guíen el proceso, indica Werner en su análisis, quien recuerda que los países latinoamericanos “tienen elevados niveles de informalidad y están poco preparados para hacer frente a nuevos brotes de la pandemia, con una elevada ocupación de unidades de cuidados intensivos y escasa capacidad de pruebas y rastreo”.

 

Escribe tu comentario