Nacionales

La prensa sigue siendo atacada por gobiernos de la región


Redacción YSUCA / 20 julio 2021 / 6:38 pm

Foto Radio YSUCA | Archivo

El Conversatorio Internacional sobre Libertad de Prensa en Latinoamérica, organizado por Audiovisuales UCA, tuvo la participación de Julio López, coordinador y representante legal de “Onda Local” de Nicaragua; Eliana Borjas, periodista hondureña y pasante de la Maestría en la Gestión Estratégica de la Comunicación de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas”, UCA y desde Colombia, María Paula Martínez, asesora de la Dirección de la Fundación para la Libertad de Prensa, quienes hablaron sobre las dificultades de la “Libertad de Prensa” en América Latina.

Por El Salvador estuvo Serafín Valencia, relator de la Libertad de Expresión de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES).

Eliana Borjas, periodista hondureña, manifestó que en su nación sólo en 2020, más de 100 periodistas fueron víctimas de múltiples agresiones y violencia, además de ser hostigados por su labor periodística.

¿Cuáles son los principales agresores en contra de la prensa hondureña? Está la Policía Nacional, la Dirección de Fuerzas Especiales, la Policía Militar y del orden público. Esta última es una fuerza de seguridad que se creó a partir de la llegada de Juan Orlando Hernández al poder. Tomó mucha relevancia y muchas acciones represivas en el marco de las protestas ciudadanas que se han dado a partir del 2015 por las denuncias de corrupción en el país”, explicó Borjas.

La periodista también detalló que en el último año 4 periodistas han sido asesinados: “Hablamos de Germán Vallecillo, Jorge Posas, Luis Almendares y Pedro Canales”, añadió. La hondureña especificó que con estos crímenes, desde el 2001 hasta la fecha, suman más de 87 periodistas que han sido asesinados en el país. De estos, a penas 14 crímenes estaban en proceso de investigación.

En Honduras la legislación represiva existe desde la presencia de Juan Orlando Hernández en el poder, que impulsa una legislación represiva que quebranta las libertades fundamentales, entre ellas la libertad de prensa. Como un primer elemento se tiene el nuevo Código Penal que impone nuevos delitos contra la libertad de expresión y Libertad de prensa, según Borjas

Por otro lado, Julio López, coordinador y representante legal de “Onda Local” de Nicaragua, manifiesta que en su nación la estrategia del gobierno ha sido imponer el silencio total de la prensa y se empezó a hacer desde que Ortega regresó al poder en el año 2007, a través de varias formas: primero publicó una política de comunicación en la que establecía que quería informar a la población nicaragüense de forma “incontaminada” y que para eso lo iba a hacer utilizando los medios que ellos denominaron “medios del poder ciudadano”. Esto se acompañó de una estrategia de concentración de medios de comunicación.

López señala que en Nicaragua hay ataque contra los periodistas independientes.

En general en el gobierno de Ortega, hasta 2018, se mantuvo una política de agresión constante hacia el periodismo independiente y los medios de comunicación, quconsistía también en agresiones físicas durante coberturas periodísticas, expulsiones de conferencias de prensa en Nicaragua y constantes campañas de acoso de desprestigio, de estigmatización contra periodistas independientes”explicó el nicaragüense.

En representación de Colombia, María Paula Martínez, quien es asesora de la Dirección de la Fundación para la Libertad de Prensa, dijo que ante el estallido social que inició el 28 de abril de este año, se ha visto una escalada de violencia, sin precedentes. “Siendo Colombia un país muy violento para la prensa tradicionalmente, los últimos tres meses hemos reportado casi 300 agresiones a periodistas. Esas agresiones en el marco del paro han estado en distintas o la hemos podido catalogar en distintas formas. De esas casi 300, 124 tienen que ver con agresiones físicas. En Colombia tenemos también agresiones por parte de la policía antidisturbios o de los agentes de policía, agresiones físicas agresiones con arma blanca, agresiones con gases, golpes, por supuesto linchamientos” especificó Martínez.

Serafín Valencia, relator de la Libertad de Expresión de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), señaló que en El Salvador los casos de agresiones a la prensa se han incrementado de manera sostenida desde el año 2019 cuanto tomó posesión el presidente Nayib Bukele.

En ese año se registraron 77 casos de violaciones al ejercicio periodístico. En 2020 se registraron 125 y en lo que va de 2021 ya se registran 158 casos, según el relator.

Ante las dificultades de la labor periodística en Latinoamérica, Valencia expresa que es importante estar pendientes del desarrollo de estos espacios y que la libertad de prensa, la libertad para que los medios puedan desarrollar su trabajo -de manera libre e independiente- es una garantía para el desarrollo democrático.