Nacionales

EEUU aceptará peticiones para programa de acogida de menores centroamericanos


Redacción YSUCA / 14 septiembre 2021 / 2:58 pm

Foto UNICEF

Estados Unidos empezará a recibir nuevas solicitudes para el programa de acogida de menores de El Salvador, Guatemala y Honduras, que busca unir a los padres que residen en Estados Unidos con sus hijos en los países centroamericanos.

El objetivo del programa es evitar que niños y adolescentes hagan peligrosas travesías desde Centroamérica para encontrarse en suelo estadounidense con sus padres.

Marta Youth, subsecretaria de Estado adjunta de la Oficina de Población, Refugiados y Migración, explicó que en marzo pasado dieron el aval para la ampliación del Programa de Menores Centroamericanos, CAM por sus siglas en inglés.

Youth aseveró que los padres que están en los Estados Unidos pueden comenzar a hacer la solicitud de sus hijos. El beneficio aplica para padres y tutores amparados a la residencia permanente, padres con TPS, con permisos de permanencia temporal, por motivos humanitarios, con prórroga de procedimientos migratorios y postergación de salida forzada y suspensión de expulsión.



La diplomática aclaró que los menores deben estar en su país de origen y sus progenitores deben residir legalmente en territorio estadounidense.

El programa que inició bajo la administración de Barack Obama recibió 5 mil personas antes de su suspensión por la presidencia de Donald Trump. Las solicitudes que presenten los padres de El Salvador, Guatemala y Honduras podrían durar entre 12 y 14 meses.

Para acceder al programa los padres pueden acercarse a las embajadas de sus países en Estados Unidos, también con las organizaciones de las diásporas donde se pueden apoyar para la asesoría del proceso, explicó la diplomática, quien no detalló cuántas personas aceptarán en el programa.



La reapertura y ampliación del programa CAM se produce en el contexto de una cifra histórica de menores no acompañados en la frontera entre Estados Unidos y México.

Un Grupo de Trabajo de Reunificación Familiar creado por Biden estima que más de 3.900 niños migrantes fueron separados de sus familias entre julio de 2017 y enero de 2021 bajo la Administración de Trump.