Dale play


Nacionales

Monseñor Romero no apoyaría a un mandatario señalado de graves violaciones a derechos humanos: Padre Chopin


Redacción YSUCA / 03 junio 2024 / 10:58 am

Foto archivo Radio YSUCA

Por Milton Rodríguez

Monseñor Óscar Arnulfo Romero “no hubiera apoyado a un gobierno de facto” en El Salvador. Así lo considera el padre Vicente Chopin al relacionar el contexto que se vive en el país actualmente con la realidad represiva y autoritaria en la que Romero se desempeñó como Arzobispo de San Salvador, en la década de los 80, antes de la guerra civil.

Romero fue nombrado Arzobispo de la capital el 3 de febrero de 1977 y tomó posesión el 22 del mismo mes, en una ceremonia sencilla. Su labor pastoral la realizó en medio de graves violaciones a derechos humanos, abusos de poder e injusticias.
Bajo este panorama, el ahora santo se encargó de denunciar las injusticias sociales y crear una entidad para que diera seguimientos a las miles de afectaciones. Por sus denuncias fue asesinado el 24 de marzo de 1980, aproximadamente a las 6:25 de la tarde, mientras oficiaba la Eucaristía en la capilla del Hospital Divina Providencia, en San Salvador.

El padre Chopin dice que Romero vivió en condiciones complicadas como las actuales y por eso cree que el legado del obispo martirizado se puede hacer vida hoy en día.

“Para nosotros, Romero se constituye como un faro de luz, un ejemplo, un modelo de vida y de ética ciudadana”, dice el sacerdote de la diócesis de San Vicente. Subraya que Romero fue un obispo ejemplar y que, a su juicio, no hubiera apoyado a un mandatario que irrespeta la ley y que es señalado de graves violaciones a derechos humanos.

Es más, el religioso dice que probablemente el obispo mártir salvadoreño no hubiera asistido a una ceremonia gubernamental de reelección como la que se dio el 1 de junio del 2024 porque “eso sería secundar el irrespeto a la ley”.



El fin de semana, Nayib Bukele tomó posesión del cargo nuevamente, pese a que la Constitución vigente se lo prohíbe en siete artículos.

Organizaciones defensoras de derechos humanos advierten el aumento de medidas represivas en el país. Sin embargo, el padre Chopin manifiesta que en este momento hay que recurrir a San Romero para tener un poco de luz, comprender lo que sucede y qué se puede hacer.



Monseñor Romero fue beatificado el 23 de mayo de 2015, en San Salvador y canonizado, en Roma, en octubre del 2018. Sus restos se encuentran en la Cripta de Catedral Metropolitana de San Salvador.