Dale play


Nacionales

Aeropuerto del Pacífico obliga a migrar a los habitantes de Condadillo y Flor de Mangle


Redacción YSUCA / 05 junio 2024 / 4:08 pm

Condadillo, La Unión, comunidad con amenaza de desalojo por construcción de Aeropuerto del Pacífico | Foto archivo Radio YSUCA

Las familias de los caseríos Condadillo y Flor de Mangle, en La Unión, son víctimas del desplazamiento forzado debido a la construcción del Aeropuerto del Pacífico.

Ángel Flores, del Movimiento Indígena Para la Integración de las Luchas de los Pueblos Ancestrales de El Salvador (MILPA), explicó que la mayoría de las familias de los caseríos Condadillo y Flor de Mangle en La Unión no han tenido otra opción que vender sus propiedades al Estado para la construcción del aeropuerto.

Según Flores, alrededor de 20 familias de las 150, no han aceptado retirarse de los caseríos, y esperan que la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) haga una nueva oferta de pago por sus tierras, ya que no aceptaron el precio que la entidad les ofreció. Flores denunció que algunas personas no están recibiendo el valor real del terreno, y quienes no aceptaron la oferta siguen esperando una nueva propuesta de la CEPA.



Flores señaló que el pago de parte del Estado no alcanza para adquirir nuevos terrenos y desarrollar sus actividades agrícolas, debido al incremento en los precios de los terrenos en la zona periférica.

Asimismo, el integrante de MILPA señaló que muchas familias están abandonando los caseríos Condadillo y Flor de Mangle. Asegura que los jóvenes están migrando hacia los Estados Unidos y los adultos mayores hacia el cantón El Volcancillo, Distrito de Conchagua, La Unión, que es el más cercano a la zona. Lo más crítico, según Flores, es que el pozo en la zona de El Volcancillo se está secando debido a la sobrepoblación.



Flores aseguró que la zona donde se pretende construir el Aeropuerto de La Unión es una área de recarga hídrica y vegetación.

Según el representante de MILPA, hasta la fecha se han realizado estudios de suelo y la compra de algunos terrenos, pero aún no se ha construido nada. Algunas zonas, debido a los estudios de suelo, han experimentado excavaciones y daños a las propiedades, dijo Flores.