Dale play


Internacionales

Año Nuevo Lunar: los viajeros chinos, felices de volver a ver a la familia pese a la epidemia


Redacción YSUCA / 20 enero 2023 / 10:13 am

Viajeros preparándose para tomar el tren de Pekín de regreso a su provincia con motivo de las vacaciones de la “Fiesta de la Primavera”. © Stéphane Lagarde/RFI | Foto retomada de RFI

Nota de RFI

El Año Nuevo Lunar se celebra este sábado 21 de enero en Asia. El cambio de calendario marca el inicio de las vacaciones de la “Fiesta de la Primavera” en China, las primeras tras tres años de política de “covid cero”. Se verifica cierta agitación en las estaciones de tren por las últimas salidas.

Con Stéphane Lagarde, corresponsal de RFI  en Pekín

No hay pato en el zodíaco chino, pero sigue siendo lo que más se vende en los puestos de comida frente a la estación central de Pekín. Especialidad de la capital, el palmípedo laqueado se lleva a amigos y parientes a los que se visita tras largos viajes en tren.

Una mujer está a punto de emprender el viaje de catorce horas a la región de Dongbei, en el noreste de China. “Quiero ver sobre todo a mi hijo y a mi nuera”, dice. “Los echaba mucho de menos. Los pasajes fueron difíciles de conseguir este año, ¡pero aquí estamos! Hace tres años que no vuelvo. Listo, ¡me tengo que ir! Me voy”, se disculpa.

Por primera vez en tres años de pandemia, se han levantado las restricciones sanitarias en China, reactivando los viajes masivos para el comienzo del año del “Tùzǐ”, conejo en chino. Algunos viajeros llevan esas chapkas (gorro para el frío) de grandes orejas que recuerdan al animalito. Las maletas con ruedas se abren paso con impaciencia empujando las cortinas que contienen el frío en la entrada.

Este treintañero está a punto de reunirse con sus padres en Tangshan, en Hebei, al este de la capital. Él también está deseando comer los primeros ravioles de luna de principios de primavera. “El año pasado no pude volver a casa. Debido a la pandemia, tuve que celebrar el Año Nuevo Lunar en casa de un colega. Para mí, la fiesta de la primavera es ante todo la cocina de mi madre. Y luego están los petardos. El problema es que, como en Pekín, los fuegos artificiales no están permitidos en mi casa”.

La “tradicional fiesta de la primavera” también ha provocado un resurgimiento del transporte aéreo nacional, informa Reuters, con más de 70.000 vuelos en toda China, casi el 80% del nivel registrado antes del inicio de la era Covid


Pekín lanza una campaña contra las “fake news”

Los censores estarán muy atentos a las noticias sobre la temida infección por Covid en el campo durante las vacaciones. Nada debe estropear el “chunjie”, el año nuevo en China y la primera sin restricciones sanitarias desde hace tres años. Pocos deberían compadecerse de ellos, pero un ejército de trabajadores de la censura estará en cubierta durante las vacaciones para ahuyentar las “emociones oscuras”, como las ha llamado la Administración del Ciberespacio. La publicación, el pasado martes 17 de enero, se produce dos meses después del levantamiento de la política Covid cero y el consiguiente repunte de las infecciones. Desde el comienzo de la primera oleada de la epidemia en el país, Pekín ha controlado la narrativa en torno a los hospitales abarrotados, la escasez de medicamentos y, sobre todo, las muertes relacionadas con la neumonía vírica. Pasaron varias semanas antes de que las autoridades sanitarias publicaran finalmente una cifra: 60.000 muertes por Covid desde el 8 de diciembre. Los guardianes de la Gran Muralla informativa también vigilarán las redes durante la tradicional gala del Año Nuevo Lunar de la Televisión Central China. El programa más visto del mundo, que mezcla entretenimiento y mensajes propagandísticos, suele ser objeto de comentarios burlones por parte de los internautas. La ofensiva se centrará en las estafas en línea y la promoción excesiva, así como en “actividades adivinatorias y supersticiosas”, según el comunicado.