Dale play


Internacionales

Millones de ucranianos sin electricidad bajo las primeras nevadas


Redacción YSUCA / 19 noviembre 2022 / 12:34 pm

Un manto blanco cubre la ciudad de Kiev. AP – Andrew Kravchenko | Foto retomada de RFI

Nota de Radio Francia Internacional

Los bombardeos rusos dañaron “casi la mitad” de la red energética ucraniana desde octubre y dejaron sin luz a millones de personas al llegar el invierno, dijeron autoridades en Kiev.

Con AFP

Los primeros copos de nieve caen sobre el territorio ucraniano, las temperaturas alcanzan los -10° C en algunas zonas, mientras que una parte de la población ucraniana no tiene electricidad, debido a los continuos ataques rusos contra las infraestructuras eléctricas. Esto hace temer un invierno rudo.

“Casi la mitad de nuestro sistema energético quedó fuera de servicio”, declaró el viernes el primer ministro ucraniano, Denys Chmygal, en una conferencia de prensa en Kiev junto al vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

Para enfrentar esta situación, Chmygal pidió “un apoyo adicional” de la Unión Europea (UE) para “la compra de volúmenes adicionales de gas”.

Rusia bombardea las infraestructuras energéticas de Ucrania desde octubre y el Ministerio ruso de Defensa aseguró que todos los objetivos, tanto militares como energéticos, habían sido destruidos.

Los últimos ataques se produjeron el jueves y coincidieron con las primeras nevadas. Las autoridades advirtieron de días “difíciles” por delante y el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, indicó que más de diez millones de usuarios estaban sin electricidad.

Acusaciones mutuas de “crímenes de guerra”

Rusia acusó el viernes a Ucrania de cometer un “crimen de guerra” después de que en las redes sociales se publicaran videos de supuestas ejecuciones de militares rusos por soldados ucranianos.

De su lado, Kiev afirmó en repetidas ocasiones que el ejército ruso cometió “crímenes de guerra” y “atrocidades” durante la ocupación de una parte de la región de la capital en marzo y de las regiones de Járkov (noreste) y Jersón (sur), recientemente liberadas.

El encargado ucraniano de asuntos de derechos humanos en el Parlamento, Dmytro Lubynets, señaló el jueves que la “magnitud” de los casos de tortura en Jersón era “horrible”.

La versión pareció confirmada por un estudio de la Universidad de Yale, publicado el viernes, que documentó 226 detenciones extrajudiciales y desapariciones en Jersón tras ser tomada por Rusia.

“Estos hallazgos demuestran la magnitud de denuncias alarmantes sobre el tratamiento de presos, incluidas denuncias de muertes en custodia, el uso de tortura y tratos crueles, inhumanos o degradantes, saqueo de detenidos y violencia sexual”, según el informe.

Un cuarto de las 226 personas habría sido sujeto a tortura y cuatro murieron en custodia, según el informe, que atribuyó los abusos a los militares rusos y la agencia de seguridad FSB.

Ante ello, Zelenski descartó el viernes la idea de una “tregua corta” con Rusia, al asegurar que solo empeoraría la situación.