Dale play


Internacionales

Irán: ‘Son valientes porque no saben cuál va a ser el futuro en este país’


Redacción YSUCA / 22 septiembre 2022 / 5:00 pm

Un grupo de personas enciende una hoguera durante una protesta por la muerte de Mahsa Amini, una mujer que murió tras ser detenida por la “policía de la moral” de la república islámica, en Teherán, Irán, el 21 de septiembre de 2022. via REUTERS – WANA NEWS AGENCY | Foto retomada de RFI

Redacción RFI

Las autoridades iraníes bloquearon el jueves el acceso a Instagram y WhatsApp, tras seis días de protestas por la muerte de una joven detenida por la policía de la moral en las que han fallecido 11 personas, según un balance oficial. RFI conversó con jóvenes que debaten acerca de ma valentía de los manifestantes y del futuro del movimiento de protesta.

Por la corresponsal de RFI en Teherán

La avenida Enqelab, o Revolución, tiene la calma tradicional de un jueves, día en que las universidades cercanas no tienen clases por ser el comienzo del fin de semana. En las librerías y cafés de la zona la conversación está centrada en el reciente bloqueo a Internet. Una estrategia puesta en marcha por los servicios de inteligencia desde anoche con el objetivo de aislar la población.

 

Monitoreo de las restricciones de acceso a internet da cuenta de importantes cortes a la red.

La medida ha despertado el temor de que el gobierno empezará a reprimir con mayor violencia a los jóvenes que salieron a la calle después de la trágica muerte de Mahsa Amini, después de ser detenida por la policía de la moral. Diecisiete personas murieron desde que empezaron las manifestaciones de protesta por la muerte de una mujer que había estado detenida por la policía de la moral, según un balance difundido el jueves por la televisión estatal. Pero la oenegé Derechos Humanos de Irán (IHR), con sede en Oslo, asegura que al menos 31 personas perdieron la vida en choques con las fuerzas de seguridad. 

Fariba y Mohsen son estudiantes. Ambos tienen diferentes opiniones sobre si estas protestas lograrán traer algún cambio a la sociedad. Especialmente sobre uso obligatorio del velo

“Yo creo sí… ¿Por qué no?”, dice Fariba. Pero Mohsen no está de acuerdo con su amiga. Dice que hace 40 años, cuando se instauró la Revolución Islámica, les prometieron una sociedad donde algunas mujeres podrían tener hiyab y otras no tenían que llevarlo.

“No lo han cumplido. Ahora estamos como estamos. No lo sé, para eso deben tener una mentalidad abierta, pero no la tienen ”, la menta Moshen.

Siavash, de 27 años, trabaja en una librería de esta avenida. Asegura que muchos jóvenes están dispuestos a seguir las protestas. “Lo hacen porque no tienen nada que perder. Tienen espíritu, tienen sangre joven, corazones jóvenes. Son valientes porque no saben cuál va a ser el futuro en este país”, dice. Siovash asegura que las protestas son la única esperanza de muchos jóvenes.

“Mi gente no sabe qué quiere, pero están cansados de la presión del gobierno acerca de la imposición del velo, de la situación económica, acerca de todo lo que se imagine”, agrega.

Una semana después el gobierno no ha esclarecido qué sucedió con Mahsa Amini. Lo que sí se ha dado es un cambio de retórica en el régimen que asegura que las protestas están siendo avivadas por disidentes y operativos extranjeros. Una afirmación que solo crea mayor malestar entre los jóvenes.