Dale play


Nacionales

“El odio mata el alma”, dicen habitantes de Chalatenango, ante la militarización de las fronteras


Redacción YSUCA / 13 enero 2021 / 4:07 pm

Foto Fuerza Armada

Desde el mes de abril de 2020, los habitantes de Citalá, San Ignacio, El Carrizal, Ojos de Agua, Nueva Trinidad, Nombre de Jesús, Arcatao y San Fernando, en la zona norte del departamento de Chalatenango están sufriendo por la militarización del paso fronterizo con Honduras.

Ana Cruz, habitante del municipio de San Fernando comenta que la militarización está afectando a la población agrícola, a los jóvenes y a las mujeres. Afirma que la pandemia no ha afectado a su comunidad, como lo ha hecho el odio a través de la militarización. 

 

 

El presidente Nayib Bukele ha rechazado las denuncias y dijo a través de twitter: “Ahí no hay ningún puesto fronterizo, son los puntos ciegos. Aquí pueden ver quienes trabajan para los narcotraficantes y contrabandistas”.

El párroco de Arcatao, el padre Miguel Vásquez, dijo que en su municipio censaron a unas 300 personas que han sido afectadas con la militarización de las fronteras, sobre todo del sector agrícola, y lamentó que la acción por parte del Gobierno sea con tintes político electorales.   

 

 

Por su parte, el párroco de San Fernando, en Chalatenango, el padre Gilberto Robles, lamentó que no todos los habitantes de las comunidades se preocupen por las problemáticas de la población. 

 

 

El sábado 16 de enero a partir de las  9:00 de la mañana la parroquia de San Fernando, en Chalatenango, realizará una  “Peregrinación por los derechos humanos y por la paz social en las fronteras”. El fin es visibilizar el problema del cierre fronterizo y las pérdidas que implica para la gente trabajadora y campesina, junto con el atropello de los derechos humanos.

 

Escribe tu comentario