Dale play


Nacionales

15 fallecidos y 143 contagiados con Covid-19 en el Asilo Sara Zaldívar


Redacción YSUCA / 09 junio 2020 / 12:46 pm

Asilo Sara Zaldívar | foto cortesía

De 220 adultos mayores que hay en el Asilo Sara Zaldívar, que es parte de los centros de atención del Instituto Salvadoreño de Rehabilitación Integral (ISRI), 111 se han contagiado con Covid-19. La cifra representa el 50% de la población adulta mayor. Además, 32 empleados del centro han dado positivo a la prueba de Covid-19. “La situación en el Asilo Sara se salió de control por negligencia de las autoridades, porque nunca se tomaron las medidas adecuadas desde un principio ”, confirmó a Radio YSUCA un empleado del asilo, quien prefirió el anonimato.

Según la bitácora del ISRI, a la que YSUCA tuvo acceso, el 21 de mayo falleció el primer paciente en la Unidad de Lesiones y Afecciones Medulares (ULAM), una unidad dentro del asilo. Al paciente se le diagnosticó con “neumonía atípica”. El cadáver fue trasladado a la morgue del hospital Saldaña por personal del Sistema de Emergencias 132, bajo protocolo de manejo de cadáveres COVID-19, aunque el personal del asilo nunca supo el resultado de la prueba.

Hasta el 8 de junio habían fallecido 15 adultos mayores. Un día antes, por órdenes del ministro de Salud, Francisco Alabí, los ancianos contagiados que permanecían en los centros fueron trasladados al hospital Rosales y hospital Saldaña.

El primer caso positivo se detectó el 20 de abril en un coordinador de enfermería, por lo que se decidió enviar a 15 trabajadores que tuvieron contacto con él a un centro de cuarentena durante 15 días. Actualmente están contagiados 22 trabajadores del área de enfermería, 2 médicos en año social, un vigilante, 2 trabajadores del área de cocina, 4 de la Unidad de Psiquiatría y uno del área de arsenal clínico.

“Las autoridades han tratado de manejar la situación con hermetismo y esto ha venido ocasionando más contagios”, expresó el empleado, quien agregó que cuando se presentaron los primeros casos no se implementaron los protocolos y “de hecho nosotros no contábamos con el equipo adecuado para atender a los adultos mayores, me refiero a careta, lentes y mascarilla N95”, indicó el empleado del asilo.

Asilo Sara Zaldívar | foto cortesía

Aseguró, además, que pese a los casos positivos no se siguieron protocolos para evitar el contagio, “por ejemplo a los adultos mayores a la hora del desayuno,  almuerzo y  cena se les llevaba a un solo comedor, en un solo comedor podrían haber estado en una mesa hasta cuatro señores comiendo al mismo tiempo. Todas esas prácticas que conllevaban al hacinamiento se tuvieron que haber suspendido, la comida se les tuvo que haber llevado a los pacientes a sus camas y ahí darles la asistencia”.

Además, a los empleados del Asilo Sara Zaldivar, que eran sospechosos de Covid-19, no se les permitió guardar la cuarentena, con el argumento de que el personal no era suficiente para continuar la atención, incluso fueron enviados a un centro de ancianos que está frente al hospital San Rafael, exponiendo a los adultos mayores sanos. La noche del lunes fueron trasladados 7 adultos mayores más a hospitales por presentar sintomatología.

El domingo 7 de junio el ministro de Salud Francisco Alabí, en una conferencia de prensa, dijo que 3 usuarios de los centros de atención de adultos mayores del ISRI habían fallecido.

Los datos del ministro están lejos de la información real que manejan los centros del ISRI, según el empleado del Asilo Sara Zaldivar, pues “cada semana hay que lamentar la muerte de alguno de estos adultos mayores”.

Las preguntas que quedan aun rondando son: ¿Quiénes están al frente de esta pandemia en el país?, ¿qué papel están jugando los médicos venezolanos entre los que habría veterinarios?

El acceso a la información pública y la rendición de cuentas son vitales en momentos de crisis, en los que la ciudadanía necesita tener certeza de cómo las autoridades están manejando los fondos y qué planes existen para contrarrestar la pandemia.

Escribe tu comentario