Dale play


Editorial

Actuemos de manera responsable


Redacción YSUCA / 20 marzo 2020 / 5:44 pm

La Organización Mundial de la Salud ha declarado que el Coronavirus ha generado una pandemia, es decir una enfermedad que se extiende por todo el mundo. Por ello ha hecho sonar las alarmas para que a nivel mundial se tomen urgentemente todas las medidas necesarias para controlar su expansión.

Sin caer en el pánico, ni dejar paralizarnos por el miedo, todos debemos actuar responsablemente para colaborar con el objetivo de impedir el contagio lo más que se pueda. Si actuamos correctamente, adoptando las medidas eficaces, especialmente en forma preventiva, se reducirán los riesgos, se evitará la propagación de la enfermedad y se podrán salvar muchas vidas.

Es por ello que el gobierno salvadoreño decretó toda una serie de medidas para prevenir el ingreso y el contagio del Covid-19 al territorio nacional. El viernes 14 se decretó el estado de emergencia y el sábado 15 la Asamblea Legislativa le otorgó al Presidente la facultad para restringir la libertad de tránsito y de reunión, todo ello con el fin de contar con los instrumentos legales necesarios para prevenir el contagio y hacer frente a la enfermedad.

Es normal que todo ello genere ansiedad y preocupación, pero es muy importante mantener la cabeza fría y la calma. Es necesario seguir todas las indicaciones que se dan oficialmente, para contribuir en todo lo posible y este de nuestra parte, evitar el mayor número de contagios. La prevención es siempre la mejor medicina contra cualquier enfermedad, y por ello debemos ser todos responsables y cuidarnos unos a otros, para proteger a nuestras familias y especialmente a las personas más vulnerables, por su edad o por su frágil salud.

El gobierno por su parte debe tratar de seguir los protocolos sanitarios confirmados internacionalmente para garantizar la salud de todos, y especialmente de aquellos que han sido enviados a cumplir cuarentena en los albergues habilitados para ello, dando atención médica oportuna y sometiendolos a las pruebas que permitan determinar si están o no libres del Covid-19, para que puedan regresar a sus casas lo antes posible.

Este momento requiere de la mayor responsabilidad y solidaridad por parte de todos, sin olvidarnos de los más vulnerables: los más pobres, los trabajadores de la calle, los que viven en la miseria y la intemperie; los que no tienen acceso a agua y saneamiento. Ellos también son parte de la sociedad salvadoreña, y deben ser atendidos y protegidos al igual que el resto de la población.

Escuche el editorial aquí:

 

 

Escribe tu comentario