Dale play

Internacionales

La izquierda francesa, dividida por la manifestación que llama a ‘parar la islamofobia’


Gabriela Escobar / 08 noviembre 2019 / 12:35 pm

Radio Francia Internacional

Foto de archivo. En abril de 2011, decenas de mujeres se habían reunido en Toulouse para denunciar la existencia de una discriminación contra los musulmanes. Fuente: AFP.

Grupos de izquierda y colectivos musulmanes de Francia convocaron este domingo a una marcha contra la “islamofobia”. La utilización de este término, que según algunos intelectuales apunta a censurar la crítica de una religión, así como la presencia de una agrupación vinculada a Los Hermanos Musulmanes en la concentración ha llevado al Partido Socialista y a distintos líderes de la izquierda radical y los verdes a cancelar su participación.

El pasado 1° de noviembre, unas cincuenta personalidades del campo intelectual, político, sindical, asociativo y organizaciones musulmanas firmaron una tribuna en el diario Libération bajo el título “¡El 10 de noviembre, en París, le diremos ALTO a la islamofobia!”.

Los firmantes denunciaban una creciente estigmatización de los musulmanes por parte de políticos y algunos medios, acusaban a la cúpula del Estado de “delaciones” y de “criminalización pura y simple de la práctica religiosa”. El ataque contra una mezquita perpetrada por un exmilitar de extrema derecha y la humillación de una mujer velada junto a su hijo por parte de un miembro del partido ultraderechista Agrupación Nacional son algunos de los ejemplos citados en la carta.

Sin embargo, con el pasar de los días representantes de la izquierda francesa empezaron a desolidarizarse de la iniciativa. El Partido Socialista hizo saber que no quería “asociarse a algunos de quienes habían convocado” a la manifestación. Entre quienes hacen el llamamiento está el Colectivo Contra la Islamofobia en Francia (CCIF), vinculado a la fraternidad islamista de Los Hermanos Musulmanes.

Otros firmantes de la tribuna, el eurodiputado verde Yannick Jadot o François Ruffin, diputado de La Francia Insumisa (izquierda radical), indicaron que finalmente renunciaban a participar en la marcha.

“Hay un intento de sabotaje por parte de la ‘fachósfera’ [redes sociales y medios considerados de extrema derecha, NDLR] y de la izquierda”, protestó por su parte Madjid Messaoudene, concejal del departamento de Seine-Saint-Denis y organizador de la concentración.

Entre las razones para tomar distancia de la marcha está la utilización de la expresión “leyes liberticidas”, aludiendo al laicismo francés, pero sobre todo el empleo de la palabra “islamofobia”. Es el caso del secretario general del Partido Comunista Francés Fabien Roussel, quien afirmó que no iría a la marcha por considerar que el término era “reductor”.

Otros van más allá y consideran que “islamofobia” apunta a impedir cualquier crítica al islam. La ensayista feminista Caroline Fourest afirmaba por ejemplo en 2003 que la palabra había sido “utilizada por primera vez en 2003 por los líderes religiosos iraníes que sostenían que las mujeres que rechazaban el velo eran ‘malas musulmanas’”.

Para Marwan Muhammad, ex director del CCIF, “la gente ha querido cuestionar un término para poner en tela de juicio la realidad” de la discriminación.

Según un sondeo de la encuestadora Ifop publicado el miércoles, el 42% de los musulmanes que viven en Francia dice haber sido haber sido víctima de alguna forma de discriminación ligada a su religión al menos una vez en su vida.

Escribe tu comentario